Home » Estilo » Belleview, la nueva tendencia en el desarrollo inmobiliario

Belleview, la nueva tendencia en el desarrollo inmobiliario

Por Staff Azturismo

La construcción de este desarrollo inmobiliario fue iniciada en enero de 2018 y se prevé que estará listo en mayo de 2019. Está localizado en Lerma, Estado de México, un auténtico oasis campestre entre dos ciudades: Toluca y CDMX.

El proyecto está cargo de la constructora iCarso y la desarrolladora Tree House. El valor de las propiedades está entre 14 y 16 millones de pesos y serán únicamente dos torres de 12 residencias cada una, de 325 m2 de construcción. El desarrollo queda muy cerca de Santa Fe y Metepec, y estará conectado por el nuevo tren Toluca-CDMX, mezclando lo mejor de la vida urbana y la vida campestre.

El razonamiento que dio pie a llevar a cabo este desarrollo en Lerma, Estado de México, es que a pesar de que la CDMX aparentemente lo tiene todo, la amenaza constante es la contaminación, el tráfico y la sobrepoblación.

Este proyecto de características innovadoras y sustentables, de edificación vertical, está estratégicamente ubicado para conectar el poniente de la Ciudad de México con la ciudad de Toluca sin problemas viales ni ambientales.

En medio de la crisis de contaminación, tránsito y sobrepoblación que experimentan varias de las ciudades más importantes del país como Guadalajara y Monterrey, es que se pensó en abrir un segmento en el mercado que hoy no existe y que puede ser una oportunidad para inversionistas, empresarios y la industria de la construcción. Se trata de un concepto innovador que por alguna razón no había sido desarrollado en esta zona.

Lo que se busca es reedificar las ciudades, pues tanto arquitectos como diseñadores y desarrolladores de este proyecto consideran que es absolutamente necesario. Ya no apuestan a las viviendas en formatos horizontales, sino que proponen un formato vertical con estas características, que aseguran es una nueva corriente, una corriente emergente.

Aseguran que no hay ningún edificio importante representativo que se haya terminado bajo estas condiciones, no obstante, es un fenómeno que ha ocurrido ya en muchas otras partes del mundo. La preocupación es que se están acabando cientos de miles de hectáreas en el mundo, de bosques y tierras de cultivo en favor de la vivienda.

La propuesta es una fusión entre el estilo urbano y el estilo de vida campestre. Realizaron una investigación en la que encontraron que era necesario definir un proyecto de estas características; no sólo levantar edificios de lujo, sino dar solución al problema de la sobrepoblación y el estilo de vida de una ciudad donde hoy hay una densidad poblacional de 12,500 habitantes por kilómetro cuadrado.

Esta sobrepoblación está dando lugar a una alta densidad habitacional. Cada vez hay complejos habitacionales más grandes y en cada piso hay más departamentos. Se ha encontrado que hay edificios muy modernos con alrededor de 16 departamentos por nivel y hasta 30 o 35 niveles, lo que implica una cantidad enorme de personas conviviendo en una superficie relativamente pequeña.

Lo que se buscó es tener un espacio vital generoso, de forma confortable, dejando atrás los densos desarrollos, evitando el tráfico y las altas concentraciones.

Hay una zona que los creadores de este concepto consideran un oasis entre la Ciudad de México y Toluca; son aproximadamente 300 hectáreas cercanas a zonas residenciales de muy alto nivel. Lo que buscaron es desarrollar soluciones verticales urgentes de muy alta calidad que resuelvan un problema de densidad poblacional. Es un nicho de mercado con un desarrollo arquitectónico del más alto nivel, comparable con Santa Fe, Interlomas o Polanco, pero con un ingrediente de “escala humana” que, aseguran, no existe ningún lado.

“No cuestionamos los modelos establecidos, pero buscamos romper paradigmas, establecer nuevos puntos de referencia en la manera en que se conceptualiza, se diseña, se construye y se comercializa la vivienda”, aseveró Ignacio Morán, directivo de TreeHouse y cerebro arquitectónico de Belleview.

¿Qué es la Escala Humana?

Vivir con escala humana va más allá de encontrar un lugar espacioso, bonito o iluminado para establecer un hogar; va más allá de simplemente vivir fuera de las grandes ciudades donde la contaminación y la sobrepoblación, hoy por hoy generan nuevas enfermedades respiratorias, mentales o simplemente estrés.

De acuerdo con TreeHouse y sus directivos, Marco Morán, presidente y fundador; y Nacho Morán, director operativo y cerebro arquitectónico de esta constructora y desarrolladora inmobiliaria, vivir con escala humana es vivir con los espacios necesarios, con las áreas verdes adecuadas y con una ubicación que nos permita disfrutar del lugar donde vivimos y hacer fácil el acceso a todas las actividades que conforman nuestro día a día.

Pero eso no es todo, vivir con escala humana tiene un fuerte componente ecológico, de equilibrio con el medio ambiente y la realidad humana en este planeta que no se puede soslayar. Esta realidad es que la superficie terrestre es una y está claramente determinada, es finita; en contraparte, los recursos naturales se acaban y la población mundial continúa creciendo a pasos agigantados. Aunque parece que se ha logrado frenar este crecimiento vertiginoso, hoy somos más de 7 mil 600 millones de habitantes a nivel mundial; para 2050 se calcula que seremos 10 mil millones de seres humanos poblando el Planeta Tierra.

Frente a este contexto de cruda realidad es cuando vivir con escala humana cobra total sentido, pues es un concepto que viene de la mano de la búsqueda de vivir con calidad humana y con una amplia conciencia ecológica.

TreeHouse plantea soluciones verticales de vivienda para el mejor aprovechamiento de los espacios y los servicios, generando zonas de mayor densidad poblacional pero siempre en armonía con el entorno, respetando las áreas destinadas para el cultivo y otras necesidades fundamentales; zonas verdes de las que la humanidad no puede prescindir y que continuará necesitando mientras habite el Planeta.

De acuerdo con Marco Morán, este concepto de escala humana, entre otras cosas, busca prevenir los problemas que vemos en las megalópolis más densas a nivel mundial; “pensamos que el ser humano para desarrollar todas sus potencialidades requiere de ciertos espacios y composición, además de un componente clave de áreas naturales”.

“Queremos que estén cerca de las áreas naturales; hay cientos de estudios que hablan sobre la necesidad de estar en contacto con áreas verdes para realizar actividades recreativas o simplemente pasar un buen rato con la familia, y aunque en algunos lugares esto pareciera ser imposible, nosotros buscamos hacerlo posible”.

Uno de sus desarrollos que estará listo para 2019 y que es un orgulloso exponente del concepto de escala humana, es precisamente Belleview, que son dos torres con 12 departamentos o residencias por edificio, ubicadas en la zona de Los Encinos, en Lerma Estado de México; se buscó que tuvieran radiación solar por tres de sus cuatro caras y se construyó sólo un departamento por piso.

En entrevista, Marco Morán detalló que aunque Belleview es un desarrollo inmobiliario de lujo, ya trabajan en un proyecto en la población de Calimaya, Estado de México, que va principalmente dirigido hacia la clase media, donde pondrán en práctica estos principios de manera destacada con áreas verdes abundantes; “estamos tomando un predio que no tiene un solo árbol y terminaremos con un proyecto que va a tener miles de árboles”, destacó.

Aproximadamente la mitad de los clústers donde van a alojarse estas viviendas, van a ser áreas verdes con espacios deportivos y espacios recreativos, es un proyecto dirigido a aquellas familias que requieren 160 m2 de vivienda. Este complejo se prevé que tenga alrededor de 600 a 700 departamentos.

Este concepto de escala humana, puntualizó Marco Morán, no es necesariamente un concepto que se aplica a las clases altas de la sociedad. Conforme pase el tiempo iremos aplicando este concepto en niveles de familias que requieren viviendas más pequeñas y encontraremos soluciones que obedezcan y respondan a esta escala humana, al tener estos ingredientes que les hagan tener una calidad de vida sobresaliente, contacto con la naturaleza y espacios al aire libre para divertirse.

Continuaremos tratando de dar estas alternativas de solución para la población, pero con la intención de que otras empresas desarrolladoras vean esto como un ejemplo de cómo hacer propuestas que resuelvan los problemas que hoy acusa ya la Ciudad de México y su zona metropolitana, subrayó Marco Morán.

El director general de TreeHouse hizo un llamado para que municipios y desarrolladores trabajen de la mano, pues no es posible que un desarrollador por sí solo, pueda resolver todos los problemas; “tenemos que buscar dónde existe esta infraestructura de movilidad y de servicios públicos, que permitan que, agregando este desarrollo, encontremos el entorno apropiado para poder brindar a las familias una mejor calidad de vida”, destacó.

 

Please follow and like us:
Azturismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *