Regreso a clases: inversión de más de 8 mil pesos

3 0

De acuerdo con la Secretaría de Educación Pública (SEP), los niveles de educación básica regresarán a clases el próximo 24 de agosto vía remota; mientras que las instituciones de educación media superior y superior lo harán entre el 7 y 28 de septiembre, con excepción de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) que retomará cursos el próximo 31 de agosto.

Para salvaguardar a los estudiantes, estas instituciones educativas adoptarán modelos híbridos, es decir, clases presenciales y otras virtuales. Sin embargo, la lista de útiles de cada estudiante se incrementará para cumplir con el nuevo modelo educativo, además de que los padres de familia deberán cumplir con los pagos de cuotas o colegiaturas.

El año pasado, con base en el portal Quién es Quién con los Precios (QQP) desarrollado por la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO), se obtuvo que el gasto mínimo promedio por accesorios escolares fue de más de 900 pesos[1] por hijo, sin contar uniformes y calzado correspondiente, además de las cuotas que solicitan las escuelas.

Para este nuevo ciclo escolar, las cosas serán distintas, porque además de los útiles cotidianos, se tendrán que presupuestar gadgets como computadoras y tablets que faciliten a los estudiantes su educación vía remota, otra de las cosas que hay que contemplar es el pago de internet o de programas que sean necesarios para que realicen sus labores. También deben incluirse accesorios como cubrebocas, sanitizantes y caretas, por si en algún momento se solicita el acudir de manera presencial a clases y poder mantenerse seguro.

En promedio una tablet puede adquirirse desde $1,121.00 pesos, mientras que una computadora portátil asciende a los $5,939.00 pesos, sin que incluya la paquetería básica de trabajo, la cual oscila en los $1,300.00 pesos. A esto hay que añadirle el costo mensual del servicio de internet que en un paquete básico se estima un pago de $500.00 pesos. La lista se hace más grande de acuerdo con las necesidades de la escuela y el grado escolar.

Este regreso a clases no será como ningún otro, es la primera vez que nos enfrentamos a condiciones de salud que nos han superado en todos los aspectos de nuestras vidas. Los gastos a los que los padres de familia estaban acostumbrados serán distintos, no solo por los costos que pueden elevarse, sino por las cosas que se agregarán a la lista de “útiles”; sin embargo, aquellos jefes o jefas de familia que laboren en alguna institución gubernamental, desde Credifiel queremos decirles que no están solos, enfatiza Dante Teytud, experto en finanzas personales y Director Comercial de Credifiel.

Dentro de los próximos días, regresarán a los salones más de 27 millones de estudiantes de nivel básico, más los millones de alumnos de media superior y superior que deberán adaptarse a las condiciones que les ofrece esta “nueva realidad”, lo que también implicará un proceso para los padres de familia. Jefes y jefas de familia no tienen que tronarse los dedos, las herramientas financieras son una buena opción para solventar estos gastos e ir desahogando la presión de que los estudiantes tengan lo necesario para sus clases, agregó el directivo.

En este ciclo escolar totalmente diferente, Credifiel refrenda su compromiso con los trabajadores del estado para que sus hijos puedan cumplir fielmente con sus estudios y apoyarlos para lograr sus metas.

Related Post