Home » Destacada » ¿Tienes que viajar en plena contingencia por COVID-19?

¿Tienes que viajar en plena contingencia por COVID-19?

Por ClickBus

Tras la declaración del Coronavius COVID-19 como pandemia, por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el creciente número de contagios en México, que hasta el momento suman más de 80 casos confirmados, la necesidad de permanecer en casa, que ha impulsado la tendencia #YoMeQuedoEnCasa, pide evitar viajes de ocio y aquellos prescindibles. A nivel nacional, ha incentivado medidas como posponer el Tianguis Turístico 2020 hasta el 19 de septiembre por decisión de la Secretaría de Turismo, así como extremar las precauciones al momento de viajar y estar en contacto con muchas personas.  

Para quienes contaban con viajes al interior de la República programados e incluso reservaciones, las interrogantes son ¿es seguro viajar?, ¿qué pasa si no puedo cancelar mi viaje?, sobre todo por razones familiares o laborales que no les permiten permanecer en aislamiento. ClickBus México, plataforma online de venta de boletos de autobús, da las siguientes recomendaciones para garantizar tu salud y reducir el riesgo de contagio

Contempla los riesgos: la población debe de actuar de forma medida, coherente y proporcional a la amenaza para la salud pública que representa viajar y, deben hacer una evaluación del riesgo local. Monitorea el riesgo de contagio en la entidad destino, pues la Ciudad de México, Querétaro, Puebla y Nuevo León cuentan con el mayor número de casos confirmados con COVID-19.

Además, estima que personas con patologías previas están en mayor riesgo de contagio, así como personas mayores que padecen enfermedades crónicas.

Mantén la higiene: en caso de realizar un viaje en transportes públicos, se deben seguir las orientaciones y recomendaciones generales de instituciones sanitarias, como:

  • Lavar las manos con frecuencia (con agua y jabón o con un desinfectante a base de alcohol).
  • Al toser o estornudar, cubrirse la boca y la nariz con la parte interna del codo o con un pañuelo desechable. Después, lavarse las manos.
  • Evitar tocarse la cara y a otras personas.
  • Evitar acercarse a animales vivos o muertos, domésticos o salvajes, así como a sus secreciones y excrementos en mercados o granjas.
  • No consumir productos de origen animal poco cocinados o crudos.
  • En el transporte, limpia con toallas desinfectantes el descansabrazos y respaldo del asiento, así como mesitas, la hebilla del cinturón, pantallas y controles de aire e iluminación.  Deja un tiempo prudente para volver a tocar las superficie, evita hacerlo cuando estén mojadas.
  • Si vas a ir al baño en paraderos, centrales de autobuses o dentro del transporte, toca el acceso con una servilleta tanto al entrar como al salir. Evita utilizar los secamanos de aire a presión, pues se identifican como foco de bacterias que pueden enviarse directamente a tus manos.

Monitorea las noticias: independiente del destino al que te dirijas, es necesario que consultes su portal web y redes sociales, para informarte sobre recomendaciones y cancelaciones. Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades CDC y la OMS actualizan con regularidad su web con las novedades sanitarias y estatus de los casos de la COVID-19 a nivel nacional y mundial, lo que te servirá para actuar de manera responsable en caso de tener que viajar mientras el brote siga activo.

Evita multitudes: Durante el viaje y al llegar a tu destino, es importante reducir, el contacto físico con otras personas. Por más difícil que esto parezca, puedes buscar los mejores horarios para viajar, como aquellos en que no hay pico de afluencia, por ejemplo, salidas nocturnas, de madrugada o de martes a jueves. Aunque no es una medida infalible, se estima que los asientos cercanos a las ventanas y que permiten el mejor flujo de aire son los más protegidos ante los virus. Evita el contacto cercano o directo con personas que puedan sufrir infecciones respiratorias agudas, presenten tos, estornudos, o síntomas de contagio. Lo mejor es mantener una distancia de un metro y no compartir objetos personales.

En momentos de alerta nacional e internacional, ya no es cuestión de decisiones individuales, sino de responsabilidad social. Se estima que el COVID-19 afecte a las pequeñas y medianas empresas, que en el caso del sector turístico abarca a 80% de las compañías.

Todos somos piezas clave en el control de esta pandemia, para la gestión de la contingencia y acompañar el proceso de recuperación del turismo, uno de los principales motores económicos nacionales y mundiales.

Azturismo